Seleccionar página

Un informe de RIA, la consultora que dirige el periodista especializado y asesor del Partido Justicialista, Javier Preciado Patiño, indicó que -motivados por los rumores sobre una suba de las retenciones-, tanto los productores como las exportadoras agrícolas coincidieron en vender y ya se declararon exportaciones por 35 millones de toneladas de la nueva cosecha 2019/20. En el caso del trigo, el 77% del saldo exportable está registrado. Lo mismo sucede con el 47% del maíz y el 20% de la soja que estará disponible recién en los próximos meses.

“Y todavía resta una semana más con el registro abierto para seguir declarando. La política del gobierno electo de dejar correr solo potencia el fenómeno”, advierte Preciado Patiño, dando a entender que esos porcentajes podrían crecer todavía más hasta el 10 de diciembre, fecha del cambio de gestión.

Lo cierto es que al declarar grandes porcentajes de la cosecha por venir (mediante la adquisición de la mercadería a los productores y la declaración jurada de los embarques en el Ministerio de Agricultura, las grandes cerealeras congelan el valor fijado para cada negocio y su tratamiento impositivo en materia de retenciones. Ya venimos hablando de este asunto en Bichos de Campo.

Según la consultora RÏA, en este contexto, “una actualización de los derechos de exportación (si los llevaran al equivalente dólar de setiembre de 2018) o una suba (si se sobrepasara el ratio porcentual de ese momento) tendría un efecto recaudatorio muy limitado”.

“Considerando el volumen que se consume internamente (básicamente maíz y trigo), a la fecha (las mayores retenciones que se prometen) solo actuarían sobre el 50% de lo exportable. Posiblemente para el 10 de diciembre, ese porcentaje sea aún menor”, indicó el informe de Preciado Patiño, quien integra los equipos técnicos del PJ y concluye: “El gobierno entrante la tiene difícil, bastante difícil”.

El analista apuntó que en un escenario con una cosecha algo menor a la anterior y con precios que también retrocedieron un escalón, “se está dando el movimiento opuesto al que ocurría en noviembre de 2015, cuando los productores retenían ventas esperando la eliminación o baja de retenciones. En ese mes solo se registraron exportaciones por 1,5 millón de toneladas, registraciones que explotaron en enero de 2016 con más de 18 millones de toneladas”.

“Ahora sucede lo contrario, los productores anticipan ventas especulando con el aumento de las retenciones. Fake news o no, la versión sobre subas importantes para la soja (35%), maíz (15%) y trigo (20%) potenció las ventas. Ya se declararon con el presente esquema impositivo exportaciones 35 millones de toneladas de la nueva cosecha. En el caso del trigo, el 77% del saldo exportable está registrado, el 47% del maíz y el 20% de la soja”, precisó el análisis.

RIA Consultora agregó que además “es la primera vez que la liquidación de dólares de noviembre (2.185 millones de dólares) supera a las de octubre y setiembre, ya que habitualmente la liquidación cae a medida que se aleja de pico de la cosecha gruesa. En noviembre de 2015, en pleno proceso de retención de ventas, la liquidación de dólares apenas había sido de 470 millones”.