Seleccionar página

El mayor volumen de soja procesada durante agosto de 2021 posibilitó que la industria oleaginosa argentina pueda recuperar sus indicadores de molienda real versus la capacidad instalada total.

De esa manera, en los primeros ocho meses de 2021 el uso de la capacidad instalada de la industria procesadora alcanzó un 42% versus un 38% en el mismo período del año pasado, según los últimos datos oficiales disponibles recopilados el último Monitor Agroindustrial publicado por Ciara-CEC.

“Los datos de molienda acumulada en enero-agosto de 2021, con un total acumulado de 29,51 millones de toneladas de soja, consolidan el tercer récord histórico versus las anteriores marcas de 30,80 y 30,10 millones de toneladas en el 2016 y 2017”, señala el informe.

El informe de Ciara-CEC asegura que la industria aceitera “sigue  procesando soja con márgenes negativos” dado que, si bien el precio internacional del aceite de soja se encuentra muy firme, el de la harina de soja –que representa la mayor parte del poroto procesado– viene cayendo de manera progresiva en los últimos meses.

“La industria está obligada a acompañar los precios de compra de la exportación para no disminuir y ver afectada su molienda, lo que le generaría más pérdidas. En el proceso industrial los costos fijos solo se diluyen aumentando el volumen procesado”, explica el informe.

El FAS teórico de la exportación para la soja disponible se ubicaba el pasado 6 de octubre en 344,9 u$s/tonelada, mientras el de la industria aceitera era de 338,8 u$s/tonelada, según cálculos de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario.