Seleccionar página

El Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) informó que más de dos millones de hectáreas se encuentran protegidas por programas oficiales diseñados para conservar humedales y pastizales, además de promover la regeneración de tierras con aptitud agrícola.

“El USDA está comprometido a asociarse con los agricultores, ganaderos y propietarios privados de tierras para preservar los recursos naturales de nuestra nación para las generaciones futuras y brindar beneficios de conservación y recreación a las zonas rurales de EE.UU.”, dijo el secretario de Agricultura estadounidense, Tom Vilsack, por medio de un comunicado.

El Servicio de Conservación de Recursos Naturales del USDA (NRCS por sus siglas en inglés) viene ofreciendo programas de conservación voluntarios a través de la Ley Agrícola de EE.UU. en los últimos 28 años.

La mayor parte del área en cuestión (unas 700.000 hectáreas) está incluida en el programa de Conservación de Humedales, el cual comprende pagos anuales a los propietarios en el marco de dos modalidades: una cesión perpetua (100% del pago) y un contrato a 30 años (75%).

En ambos casos los dueños de los terrenos mantienen la propiedad sobre los mismos, aunque, en caso de una venta, el predio debe permanecer en el marco del contrato estipulado con el NRCS.

Por otra parte, los propietarios, una vez declarado el terreno como humedal permanente o por un período de tres décadas, pueden seguir realizando un uso recreativo particular (no comercial) del campo que incluye la posibilidad de cazar o pescar.

El objetivo del programa –que, recordemos, es voluntario– es mejorar la calidad del agua al filtrar sedimentos y productos químicos, reducir las inundaciones, propiciar la recarga el agua subterránea y proteger la diversidad biológica.