Seleccionar página

El nuevo informe del Departamento de los Estados Unidos (USDA) sobre el comercio mundial de carnes trajo buenas noticias para los países productores, ya que se prevé que aumentará el comercio y en menor medida la oferta. Esto debería robustecer los precios.

Las estimaciones del organismo estadounidense indican que para 2022 se espera una producción global de carne vacuna de 58 millones de toneladas, lo que significa un crecimiento del 1%, mientras que el comercio internacional alcanzará a poco más de 12 millones de toneladas lo que implica un incremento del 4% relación al año pasado y de 20% con respecto al volumen negociado hace tan solo 5 años.

Desde hace tiempo las exportaciones de carne vacuna están creciendo a un ritmo que la demanda no puede seguir y por eso se están dando los aumentos de precios de la carne vacuna que. En el caso de Argentina fue de 49% el año pasado según los datos informados por el IPCVA.

Los datos de oferta y demanda global dan cuenta de que en 2022 otra vez habría cierta tensión de precios y se consolidaría la tendencia que se viene observando hacia una la suba de los valores.

Mucho tiene que ver en esto la demanda de China, que sufrió la difusión de la Peste Porcina Africana, lo que redujo su producción y oferta interna de carne porcina. Ese país producía y consumía históricamente más de 54 millones de toneladas de esa especie, es decir la mitad de la oferta mundial. Con la difusión de esa enfermedad su oferta interna se cayó repentinamente en casi 18 millones de toneladas.

Pero eso parece haber quedado atrás. Una de las sorpresas que traje el informe del USDA es que este año China volvería a producir 50 millones de toneladas de carne porcina, es decir un volumen muy similar al que tenía antes de la difusión de la peste porcina africana.

Aun así, la demanda de carne vacuna del país asiático no cede. Para este año se calcula que importará 3,25 millones de toneladas, lo que implica un incremento de 10% con relación a 2021 y de 137% con respecto al 2018. De este modo China se quedaría con el 27% del comercio internacional de este producto.

Con respecto a la Argentina, el USDA espera exportaciones por 730 mil toneladas de cortes vacunos, lo que coincide con la proyección de algunos analistas locales que creen que este año -sumando las ventas de 100.000 toneladas de huesos- se llegaría a cerca de 850 mil toneladas.