Seleccionar página

El sector forestal busca generar financiamiento para impulsar la actividad a nivel productivo y de comercio exterior. Con esta idea, presentaron un proyecto de Ley para la creación del Programa de Sustentabilidad Ambiental y Seguros (Prosas), mientras que en paralelo apuntan a cuidar el ítem sustentabilidad. La actividad cuenta con una superficie productiva de 1,3 millones de hectáreas a nivel nacional, y a través de 6.000 pymes genera 100.000 puestos de trabajo directos.

El objetivo del programa Prosas es generar fondos para el sector, a partir de una tasa de 0,5% al seguro de autos. Según calcularon, sumará 1.400 millones de pesos al año y podrá financiar 25.080 plantaciones forestales y bosques nativos. Por el momento, cuenta con media sanción en el Senado y espera su tratamiento legislativo en la Cámara baja.

En los fundamentos del proyecto, la plantación de árboles es el eslabón inicial para sostener una expansión sustentable de la actividad. Para llegar a 2 millones de hectáreas, un techo que los forestales consideran apropiado para un salto en los números de exportación, se requiere un ritmo de 100.000 hectáreas anuales, que a 1.000 dólares por hectárea representa un desembolso de 100 millones de dólares. En la actualidad, esta cifra oscila entre 30.000 y 40.000 hectáreas.

A nivel político, la ley para impulsar al sector agroindustrial que presentó el Gobierno nacional incluye a los forestales, que forman parte del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA). Las exportaciones de este complejo cuentan con distintos niveles de retenciones, que oscilan entre 3% y 5% y en este sentido, apuntan a que los productos de primera transformación y de mayor valor agregado tengan una eliminación gradual del impuesto. Además de celulosa, papel celulosa y papel, las pymes locales elaboran madera y tableros para viviendas y muebles, energía eléctrica y térmica, y diversos productos químicos

En el apartado exportaciones, las entidades que conforman el sector calcularon que en los próximos diez años pueden multiplicar casi por cuatro el ingreso de divisas, en base al aumento de la superficie productiva de bosques implantados y de mayores inversiones en industrialización de la madera y sin perder de vista la sustentabilidad.

Según estadísticas de esta cadena de valor, en la actualidad generan divisas anuales por cerca de 700 millones de dólares y proyectaron que en los próximos diez años pueden llegar a 2.600 millones de dólares, en base a un incremento del área productiva y acceso a financiamiento para la producción y el eslabón industrial.

Claudia Peirano, directora de Desarrollo Institucional de la Asociación Forestal Argentina (AFOA), sostuvo que esta meta de comercio exterior es alcanzable y como ejemplo, señaló que en 2011 cerraron envíos por 1.085 millones de dólares. Ante una consulta de BAE Negocios, reconoció que uno de los objetivos es incrementar la superficie hasta las 2 millones de hectáreas, pero una de los obstáculos radica en la falta de acceso al financiamiento.

La agenda del sector también se enfoca en la sustentabilidad. El Consejo Foresto Industrial Argentino (Confiar), compuesto por las entidades que representan al sector ligado a la madera, presentó en estos días al Gabinete Nacional de Cambio Climático un plan de largo plazo, para la baja de emisiones y la reducción de la huella de carbono.