Seleccionar página

América 24 – CABA – Buenos Aires – 19-03-2020 Por caídas de rinde, baja del precio internacional y suba de retenciones, el productor de soja en la Argentina perderá u$s 117,92 por hectárea en la presente cosecha. Lo hará tras calcular al inicio de la siembra, allá por agosto de 2019, que iba a poder lograr un margen de ganancia de u$s 84,94 por hectárea.

Así lo define un informe elaborador por el exfuncionario del ministerio de Agricultura, Néstor Roulet.

El trabajo especifica que en los ocho meses que pasaron desde el cálculo de presupuesto de pre-siembra hasta la situación actual, a poco del inicio de la cosecha de soja, se sucedieron tres efectos en paralelo que se conformaron como un combo perfecto:

La baja del rendimiento por hectárea, calculada en un 8% por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), de 3,6 tn/ha a 3,3 tn/ha, a causa de la sequía que afectó al cultivo en amplia zona productiva del país (23 días sin lluvias a fines de febrero y principio de marzo).

El menor valor internacional de la soja (de 333,27 a 302 U$S/tn).

El aumento de un 30 % en los derechos de exportación, al pasar del 24,7% al 33%.

Eso repercutió en una diferencia entre lo presupuestado y lo real de u$s 202,86 por hectárea.
Presupuesto de pre campaña
Presupuesto de pre campaña

En ese contexto, el que sí se impone como el “ganador” es el Estado, tanto Nacional, Provincial como Municipal. “El Estado Nacional a pesar de la baja del valor de la soja, por el aumento del 30% de las retenciones va a recaudar 32,53 U$S/ha extras por hectárea”, sostiene el informe.