Seleccionar página

La Legislatura de Córdoba aprobó ayer un proyecto de ley de Promoción y Desarrollo para la Producción y Consumo de Biocombustibles y Bioenergía, que contempla beneficios fiscales y la migración progresiva a combustibles renovables en las actividades productivas, transporte y flotas de automóviles públicos, entre otros usos.

La iniciativa parlamentaria del Gobierno provincial apunta a «industrializar los procesos y cadenas de valor de biomateriales, generando empleo sustentable, resolviendo pasivos ambientales y apostando a la innovación tecnológica e investigación asociadas a la bioeconomía del conocimiento», destaca parte de los fundamentos de la nueva ley.

También se destaca como objetivo la consolidación de la producción de biocombustibles, la transformación sustentable y sostenible, entre otros, de la biomasa y sus derivados, como biofertilizantes, biomateriales, biofármacos y bioinsumos.

Entre otros puntos el proyecto de ley aprobado estimula la asociatividad público-privada en la ejecución de proyectos conjuntos, y promueve la utilización masiva de biocombustibles y bioenergías en una amplia gama de áreas que incluye a las flotas oficiales de vehículos del sector público provincial.

También se extenderá a las localidades que adhieran a la ley, a las actividades industriales y de servicios, el transporte de cargas en general, la recolección de residuos sólidos y el transporte público de pasajeros, entre otras actividades y servicios.

En el marco de la transición de los combustibles fósiles a aquellos obtenidos a partir de biomasa vegetal, la norma establece que los organismos del sector público financiero y no financiero deben presentar, en el plazo de 180 días, un plan progresivo de migración de uso de un tipo de combustibles.

También contempla fomentos, incentivos, exenciones, subsidios y beneficios fiscales, con el objeto de facilitar y acelerar las inversiones requeridas en esta transición energética, que incluye el incentivo a la generación de empleo sustentable, asegurando la permanente y sostenida disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero y toda otra emisión que impacte negativamente sobre el ambiente.