Seleccionar página

La Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, que conducen Hugo y Pablo Moyano, denunció «aprietes y amenazas» a los choferes en varias rutas nacionales por parte de «chacareros» que adhieren a la medida de fuerza por parte de algunas entidades que integran la denominada Mesa de Enlace.

La organización sindical aseguró en un comunicado y un video que «los chacareros aprietan a los choferes de camiones a la vera de las rutas nacionales» e impiden «su normal y cotidiana tarea de traslado de productos imprescindibles para el país».

Los dirigentes sindicales repudiaron «el triste y lamentable accionar de los empresarios del campo en perjuicio de los choferes de camiones» y sostuvieron que «los trabajadores solo trasladan alimentos para que nada falte en la mesa de los argentinos».

«El trabajo diario de los camioneros fue interrumpido hoy en varias rutas nacionales por chacareros que adhieren a la huelga de tres días de otras tantas entidades agrarias», señaló el documento de la Federación, que añadió que «los choferes sufrieron amenazas».

«No solo fueron amenazados sino que esos chacareros arrojaron la carga en las rutas, lo que genera un grave perjuicio a todos los ciudadanos. Estos y varios otros hechos de violencia constituyen un claro apriete desestabilizador contra el Gobierno nacional y todos aquellos que defienden una Patria justa para los argentinos», señalaron los dirigentes.

Los sindicalistas denunciaron que los empresarios rurales «se movieron hoy en grupo a bordo de sus 4×4 para cazar camiones en las rutas, al estilo del Lejano Oeste», y aseguraron que «de esa forma operan los defensores de la República, los dueños de la tierra, los señores feudales que persiguen a quienes trabajan a diario por y para la Argentina», remarcaron.

Por último, señalaron que además de que «ese accionar constituye un claro delito, arriesga en un todo la seguridad de los ciudadanos que circulan por las rutas de la Argentina».

Tres entidades agrarias comenzaron este lunes un paro de tres días, por lo que no comercializan granos, en rechazo de la decisión oficial de determinar un tope de 30 mil toneladas para el registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior de maíz.

La cartera de Agricultura, Ganadería y Pesca decidió esta tarde dejar sin efecto esa medida, luego de un acuerdo con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA).

Según ese acuerdo, que garantiza el abastecimiento interno, se sustituirá «el límite de 30 mil toneladas diarias de exportación de maíz por un monitoreo del saldo exportable para alcanzar el empalme de cosecha sin tensiones y con el compromiso del sector privado».